Compassionate Criminal Defense Attorney Serving the Fairfield County Area for Over 25 Years
Compassionate Criminal Defense Attorney Serving the Fairfield County Area for Over 25 Years

Asalto

Agresión Física y/o Intención de Agresión Física Abogado de Defensa en Casos de Asalto en Stamford con 25 Años de Experiencia

Las denuncias de asaltos son tratadas muy seriamente en el estado de Connecticut. Si usted ha sido arrestado por cualquier grado de asalto usted puede afrontar tiempo de cárcel, multas significativas y largos períodos de libertad condicional. Un asalto es un delito de violencia y como tal una condena por esta resultará en consecuencias colaterales negativas. Una condena por asalto tendrá un impacto negativo sobre su reputación y su capacidad para asegurar un empleo en el futuro. La mayoría de las detenciones por casos de asalto en estos días se publican en Internet y por las noticias locales detalladamente y cuando los empleadores potenciales buscan su nombre en google, la detención a menudo aparecerá como uno de los primeros resultados de la búsqueda. Si usted ha sido acusado de un asalto, defienda su libertad y proteja sus derechos poniéndose en contacto con un abogado defensor criminal de Stamford hoy para obtener una consulta inicial gratuita. En las oficinas de abogados de Allan F. Friedman tenemos la comprensión y compasión por la desafortunada posición en la que se encuentra. Entendemos que nuestros clientes tienen muchas preguntas, estrés y confusión y por eso estamos aquí para guiarlo a través del proceso y proporcionarle respuestas a todas sus preguntas.

¿Qué es un Asalto?

Los mejores abogados de defensa criminal de Stamford estarían de acuerdo en que el crimen de asalto es uno de los cinco causantes de arrestos más comunes en Stamford y en Connecticut. Las estadísticas del FBI de arrestos en Connecticut muestran que hay aproximadamente 20,000 casos de asalto simple por año y 2,200 casos de asalto agravado por año. Los elementos del crimen de asalto y las penas resultantes varían dependiendo del grado de agresión. Asalto de 3er grado es el nivel menos grave.

Asalto de 3er Grado

Esto se conoce comúnmente como un asalto simple. Como he explicado anteriormente, es uno de los delitos más comunes en Connecticut. Asalto en el tercer grado es el delito menor más alto por el cual usted podría enfrentar, en una condena, hasta un año en la cárcel, una multa fuerte, y libertad condicional. La citación legal es C.G.S.A. 53a - 61. Para ser culpable de este tipo de crimen la persona tiene que tener uno de los tres siguientes niveles de estado mentalidad al momento de cometer el crimen:

  • Intencionalmente causar algún daño físico, no importa lo leve que pueda ser (como un moretón o un arañazo).
  • Actuar con imprudencia y causar así una lesión física grave.
  • Actuar con negligencia criminal y con el uso de un arma peligrosa, instrumento peligroso o arma de defensa electrónica causando algún daño físico no importa cuán ligero sea (obligatorio mínimo de un año en la cárcel).

A lo largo de mis 25 años de práctica, el escenario más común en el que se produce un asalto simple es cuando una discusión sale fuera de control y se convierte en una confrontación física. Cuando las manos se involucran, no importa lo leve que sea el contacto, usted puede ser acusado por un crimen de asalto de 3er grado. Por lo tanto, usted puede ser arrestado en cualquier momento si pone sus manos sobre otra persona y ocurre alguna leve lesión (no importa lo menor/pequeña que pueda ser la lesión).

Muchas personas que son acusados de Asalto de 3er grado asumen equivocadamente que debido a que su caso implica un contacto muy leve o una pequeña lesión no es un caso grave. Sin embargo, eso no es verdad. Una condena por un crimen como este daría lugar a un récord criminal permanente, lo cual lo dejaría permanentemente inelegible para muchos programas de corrección alternativa como el programa de rehabilitación acelerada, y podría enfrentar hasta un año en la cárcel, libertad condicional, multas y dificultad para asegurar un empleo en el futuro. Además, una condena criminal por asalto en el tercer grado lo expondría a una demanda civil por parte de la víctima y la posibilidad de tener que pagar daños civiles. Por lo tanto, si usted ha sido acusado de un asalto de 3er grado usted debe contactarse con un abogado de defensa criminal en Stamford inmediatamente en las oficinas de abogados de Allan F. Friedman. Tenemos estrategias notablemente exitosas para defender estas acusaciones y trabajaremos para que sus cargos sean retirados por completo o reducidos.

Asalto de 2do Grado

Aunque la gran mayoría de los arrestos de asalto en Connecticut son por asaltos de 3er grado, también hay una cantidad significativa de casos de asalto agravado o asalto de 2do grado. Si se enfrenta a una denuncia de agresión de segundo grado, debe saber que se trata de una acusación de delito grave. Si comete un Asalto de 2do grado usted puede ser acusado de un delito grave de clase C o de clase D dependiendo de las circunstancias del caso. Una condena por este delito le expondría a un máximo de 5 años de prisión, una multa de hasta $ 5,000 y la libertad condicional. C.G.S.A. La sección 53a-60 es la citación legal para un Asalto en el segundo grado. Como en el caso de las acusaciones de un asalto de tercer grado también hay estatutos que establecen los varios niveles de intención y estado mental requeridas para ser acusado de un asalto de 2do grado que varían dependiendo del tipo de lesión sufrida por la víctima y si un arma fue usad o no. Aquí hay una lista de algunos ejemplos de situaciones en las cuales usted podría ser acusado del delito de agresión en el segundo grado:

  • Actuar con la intención de causar una lesión grave o realmente causar lesiones físicas graves a otra persona.
  • Actuar con la intención de causar lesiones no importa cuán ligero o realmente causar alguna lesión a la víctima, con algún tipo de arma peligrosa/mortal (pero no un arma de fuego).
  • Actuar con imprudencia y no tener cuidado con sus acciones que puedan resultar en una lesión física grave a la víctima y uso un arma peligrosa/mortal.

Si el nivel de lesión sufrido por la víctima no es grave, entonces el nivel de asalto es de 2do grado y de clase D. Si el grado de la lesión sufrida por la víctima es grave entonces el asalto de 2do grado es un delito de clase C.

El Estado toma muy en serio los casos de asalto de 2do grado. Usted debe contratar a un abogado defensor criminal experimentado de Connecticut para defenderlo contra estas acusaciones con el fin de obtener la resolución más favorable a su caso.

Asalto de 1er Grado

Un salto de primer grado es el menos común de los crímenes de asalto, pero es el más grave. C.G.S.A. La sección 53a-59 es la citación para el asalto de 1er grado. La definición legal requiere una intención mental de causar lesiones físicas graves, el uso de un arma mortal y la víctima sufre una lesión grave. La pena para una condena por asalto de 1er grado es de hasta 20 años de prisión, con 5 años de ese tiempo siendo un mínimo obligatorio y hasta una multa de $ 15,000. Si usted está enfrentando una acusación de asalto de 1er grado usted debe contactarse inmediatamente con un abogado de defensa criminal experimentado de Connecticut para revisar cuidadosamente los hechos de su caso y determinar si hay que presentar alguna moción de emergencia para preservar las grabaciones de las cámaras de vigilancia exculpatorias o cualquier otra posible evidencia exculpatoria que puede existir y que podría exonerarlo de sus cargos.

Defensa Contra Cargos por Asalto

Si usted ha sido arrestado por asalto debe conseguir rápidamente los servicios de un abogado de defensa criminal experimentado en Stamford para comenzar a trabajar en su defensa de inmediato. Si se demora, los testigos oculares pueden desaparecer o comenzar a olvidar detalles importantes sobre el incidente. Además, puede ser necesario tomar medidas para contactar a terceros para así obtener y preservar cosas como videos vigilancia que de otra manera podrían terminar siendo borrados. El Estado empieza a trabajar en un caso contra el acusado incluso antes de que el acusado sea arrestado, entrevistando a testigos, tomando fotos de las lesiones sufridas por las víctimas, y la obtención de los registros del hospital, si hubiese alguno. Para proteger su libertad debe actuar rápidamente y tomar las medidas necesarias para comenzar a construir un caso con una buena estrategia de defensa.

En casos de agresión de tercer grado en los que hay lesiones menores, en algunos casos, a través de la negociación con el Estado, si la víctima está de acuerdo, el Estado puede estar dispuesto a retirar los cargos o abandonar el proceso del caso. Por supuesto, el éxito de estas negociaciones depende de las circunstancias únicas de cada caso. La defensa de cada caso criminal comienza con una consulta inicial gratuita a profundidad, en la que revisamos todos los hechos del caso y empezamos a conocer al cliente. A partir de ahí, obtenemos los informes de la Policía y revisamos la evidencia del estado contra usted, incluyendo declaraciones de testigos y cualquier registro hospitalario. Si alguno de sus derechos Constitucionales ha sido violado por la Policía, puede ser posible presentar una moción para suprimir la evidencia en su contra y también cualquier declaración auto-incriminatoria que pueda haber hecho a la policía.

El Elemento de la Intención es Requerido en Muchos Crímenes de Asalto

Muchos crímenes de asalto requieren la prueba de ciertos elementos de estado mental y que el acto fue intencional. El Estado debe probar que cada elemento de las acusaciones por asalto esté más allá de una duda razonable. Cada uno de los diferentes grados de cargos por asalto tiene varios elementos que deben ser probados por el Estado. Si la defensa puede emitir dudas o negar un elemento del delito, entonces esto es suficiente para obtener una absolución. Comprobar que el acusado actuó con la intención de causar una lesión/daño es a menudo una alta barrera que el Estado debe demostrar. El análisis detallado de todos los hechos del caso y las declaraciones de los testigos revelarán cualquier debilidad en el caso del Estado.

Defensa Propia

La defensa propia siempre es una defensa válida para cualquier alegación de asalto. Usted tiene el derecho de defenderse contra cualquier tipo de daño. Si se puede demostrar que la víctima fue el agresor inicial, entonces cualquier acción que usted tomó en respuesta puede estar legalmente justificada bajo la doctrina legal de defensa propia. Generalmente, los testimonios de testigos son la mejor evidencia para verificar un caso de defensa propia.

Defensa de Alibi/Coartada

Una defensa de alibi o coartada en casos de asalto implica básicamente la afirmación de una defensa de identidad equivocada. La teoría es que usted no estuvo presente en el momento y lugar donde ocurrió la ofensa y por lo tanto no podría haber cometido el delito. Este tipo de defensa es mejor apoyada por testigos oculares y / o por evidencia de cámaras de vigilancia electrónica.

Programa Acelerado de Rehabilitación

La buena noticia es que hay programas de corrección alternativas disponibles que pueden ser empleados y estos podrían conducir a retirar por completo los cargos en su contra. El programa de rehabilitación acelerada es un programa de corrección alternativa que puede conducir a la anulación de los cargos en su contra y por lo tanto dejarlo sin antecedentes penales. En los casos graves de asalto, obtener este programa requiere cierto grado de planificación y estrategia. En la mayoría de los casos restituir/pagar los gastos médicos por cuenta propia de la víctima (si alguno) es un paso muy positivo. Un buen abogado preparará un paquete de documentos de mitigación que atestigüe el buen carácter del acusado para presentar ante la Corte. El paso más importante para obtener acceso al programa de rehabilitación acelerada es el argumento que un abogado de defensa criminal experimentado de Stamford puede hacer en su nombre para ayudar con su solicitud al programa.

¡Déjenos Luchar Contra los Cargos de Asalto en su Contra!

Ofrecemos consultas iniciales gratuitas. Tenemos 25 años de experiencia defendiendo cargos de asalto en todo el estado de Connecticut. Nos Tomaremos el tiempo para escuchar su parte de la historia y defender agresivamente sus derechos y libertad. En muchos casos, el trabajo de un abogado de defensa criminal experimentado en Stamford puede hacer la diferencia en hacer que retiren o reduzcan los cargos en su contra.

Si usted ha sido arrestado por asalto en Stamford, Norwalk, New Canaan, Darien, Fairfield, Westport, Wilton, Cob Cob, Weston, Greenwich, Bridgeport y todo el condado de Fairfield no dude en ponerse en contacto con las oficinas legales de Allan F. Friedman. Nuestras tarifas son razonables y ofrecemos planes de pagos según sean necesarios. Aceptamos las principales tarjetas de crédito. Llame al abogado Friedman al 203.515.4110 para programar su consulta inicial gratis. Estamos disponibles 24/7. O puede ponerse en contacto con nosotros en línea para una respuesta rápida.